News Archive

April 11, 2022

Boulder County Public Health Provides Real-Time Air Quality Data and Alerts for Areas Affected by Marshall Fire

Seguido en Español

Boulder County, CO – People living, working or traveling in and around the Marshall fire burn areas can now access real-time, easy-to-understand air quality information and sign up to receive email and text alerts at boco.org/MarshallFireAQ.

Boulder County Public Health (BCPH) has strategically positioned up to 25 state-of-the-art air monitors throughout the affected areas and surrounding communities to provide instant, accurate information about air quality conditions, including dedicated monitors for all schools near burn areas.

BCPH’s monitors track the volume of ultrafine pollutants called particulate matter, two- and one-half microns or less in width (PM2.5), which is about 30-times smaller than a strand of hair.  

Using solar power and cellular technology, the monitors provide real-time, 24/7 readings that can be accessed quickly via the website. Visitors can use a map to select a specific monitor and get a current, at-a-glance update regarding the air quality in and around their designated location.

An opt-in subscription is available to receive real-time alerts via text message or email if air quality becomes potentially harmful.

Monitoring results are presented in alignment with the Environmental Protection Agency’s (EPA) U.S. Air Quality Index (AQI), which uses a measurement from 0 to 500—the higher the number, the higher the air pollution detected and the greater the potential health risk.

For example, an AQI value of 50 or below represents good air quality, an AQI value above 100 means air quality is unhealthy, and an AQI value over 300 represents hazardous air quality. The AQI values are presented in color-coded categories to describe the current levels of health concern, making it simple to determine the air quality in a specific location quickly.

On windy days, BCPH recommends limiting outdoor activity or staying inside and closing windows and doors. If you must be outside on a windy day, consider wearing an N95 mask. Anyone with respiratory illnesses is advised to talk with their health care provider about what they can do to stay safe.

Please be aware that while some websites and weather apps may report the region’s air quality to be good or moderate, it is important to note that these sources may be getting data from monitoring devices located too far away to provide an accurate reading. The particulate monitors used by BCPH are placed in and around the burn areas to ensure they are collecting the most accurate information available.

BCPH recommends that residents living in or around the burn areas get their home’s HVAC ducts cleaned by a professional as soon as possible and replace filters when they appear soiled. Use the highest level of filtration available that is recommended by the HVAC manufacturer and reduce odors by installing an activated carbon pre-filter.

BCPH also recommends that residents monitor their indoor air quality. Ash and soot resulting from the Marshall fire may contain Volatile Organic Compounds (VOCs) and other harmful contaminants, such as heavy metals, that can linger in homes if not properly removed. Take precautions to ensure you are not tracking ash into your home on shoes or clothing, as these potentially harmful particles are microscopic and may not be visible. If you experience non-specific health effects (headaches, eye irritation or nosebleeds), BCPH recommends consulting a professional regarding cleaning and restoration as these may be symptoms of odor-free contaminants that can cause irritation.

Some of the same symptoms caused by COVID-19 can also be caused by poor air quality. Talk to your health care provider if you are experiencing symptoms, get vaccinated, do not go to work or school, stay home, get tested for COVID-19 and follow guidance on isolation and quarantine.

For more information on the Marshall fire, visit boco.org/marshallfire.

For answers to common questions about air, water and soil quality, visit boco.org/MarshallFireAirWater.

For questions about air quality, email MarshallFireHealthInfo@bouldercounty.org.

Salud Pública del Condado de Boulder ofrece datos y alertas en tiempo real sobre la calidad del aire en las zonas afectadas por el incendio Marshall

Condado de Boulder, CO.- Las personas que viven, trabajan o viajan en las zonas de quema del incendio Marshall y sus alrededores, ahora pueden acceder a información fácil de entender en tiempo real sobre la calidad del aire y también pueden inscribirse para recibir alertas por correo electrónico y texto en boco.org/MarshallFireAQ.

Salud Pública del Condado de Boulder (BCPH) colocará estratégicamente hasta 25 monitores de aire de última generación en las zonas afectadas por el incendio y en las comunidades circundantes para proporcionar información instantánea y precisa sobre las condiciones de la calidad del aire, incluyendo monitores exclusivos para todas las escuelas cercanas a las zonas de quema.

Los monitores de BCPH rastrean el volumen de contaminantes ultrafinos en el aire, llamados partículas. Los monitores buscan partículas de dos micras y media o menos (PM2.5), que son unas 30 veces más pequeñas que un cabello.

Utilizando energía solar y tecnología celular, los monitores proporcionan mediciones en tiempo real que pueden consultarse rápidamente a través del sitio web las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Los visitantes pueden utilizar un mapa para seleccionar un monitor específico y obtener una actualización sobre la calidad del aire en el lugar seleccionado y sus alrededores.

Está disponible una suscripción para recibir alertas en tiempo real por mensaje de texto o correo electrónico cuando la calidad del aire sea potencialmente dañina.

Los resultados de la monitorización se presentan en alineación con el Índice de Calidad del Aire (AQI) de la Agencia de Protección Ambiental (EPA) de Estados Unidos. El AQI utiliza una medición de 0 a 500, cuanto más alto es el número, mayor es la contaminación del aire detectada y mayor es el riesgo potencial para la salud.

Por ejemplo, un valor de AQI igual o inferior a 50 representa una buena calidad del aire, un valor de AQI superior a 100 significa que la calidad del aire no es saludable y un valor de AQI superior a 300 representa una calidad del aire peligrosa. Los valores del AQI se presentan utilizando categorías codificadas por colores que representan los niveles actuales de preocupación para la salud, lo que facilita la determinación rápida de la calidad del aire en un lugar específico.

En los días ventosos, BCPH recomienda limitar la actividad al aire libre o permanecer en el interior y cerrar ventanas y puertas. Si debe estar afuera en un día ventoso, usar una máscara N95 es muy recomendable. Se aconseja a cualquier persona con enfermedades respiratorias que hable con su proveedor de atención médica sobre lo que puede hacer para mantenerse a salvo.

Por favor, tenga en cuenta que algunos sitios web y aplicaciones meteorológicas pueden informarle si la calidad del aire en su región es buena o moderada. Sin embargo, estas fuentes pueden estar obteniendo datos de dispositivos de monitoreo que están ubicados demasiado lejos de las zonas afectadas, lo que dificultaría obtener una lectura precisa. Los monitores de partículas utilizados por BCPH se colocan en y alrededor de las zonas de quema para garantizar la información más precisa.

BCPH recomienda que los residentes que viven en las zonas de quema o en sus alrededores soliciten que un profesional limpie los conductos de HVAC de sus casas lo más antes posible y que sustituyan los filtros cuando parezcan estar sucios. Utilice el nivel más alto de filtración disponible que recomiende el fabricante de HVAC y reduzca los olores instalando un prefiltro de carbón activado.

BCPH también recomienda a los residentes que monitoreen la calidad del aire interior. Las cenizas y el hollín resultantes del incendio Marshall pueden contener compuestos orgánicos volátiles (COV) y otros contaminantes nocivos, como metales pesados, que pueden permanecer en los hogares si no se eliminan adecuadamente. Tome precauciones para asegurarse de que no está arrastrando la ceniza a su casa en los zapatos o la ropa, ya que estas partículas potencialmente dañinas son microscópicas y pueden ser invisibles. Si experimenta efectos inespecíficos para la salud (dolores de cabeza, irritación ocular o hemorragias nasales), considere la posibilidad de consultar a un profesional con respecto a la limpieza y restauración, ya que estos pueden ser síntomas de contaminantes libres de olores que pueden causar irritación.

La mala calidad del aire puede causar algunos de los mismos síntomas que el COVID-19. Si experimenta síntomas similares a los de COVID-19, hable con su proveedor de atención médica, vacúnese, no vaya al trabajo ni a la escuela, quédese en casa, hágase la prueba de COVID-19 y siga las pautas de aislamiento y cuarentena.

Para más información sobre el incendio Marshall, visite:boco.org/marshallfire.

Para obtener respuestas a preguntas comunes sobre la calidad del aire, el agua y el suelo, visite boco.org/MarshallFireAirWater.

Si tiene preguntas sobre la calidad del aire, envíe un correo electrónico a MarshallFireHealthInfo@bouldercounty.org

###